ARQUITECTURA SUSTENTABLE EN EL SIGLO XXI

ARQUITECTURA SUSTENTABLE EN EL SIGLO XXI

DSC_0128La población mundial actual es de 6,775,000,000 de personas y a pesar de que el crecimiento  porcentual ha logrado abatirse a cerca del 2%, bien puede llegar a los 9,000,000,000 a fin de siglo antes de estabilizarse.

Es fácil apreciar el reto que significa construir un hogar para las nuevas generaciones, el problema no son únicamente los recursos económicos y materiales que esto implica, hay que pensar en el agua, la energía, la contaminación asociada a la construcción y el uso y en la transformación de pequeños poblados en ciudades. En el siglo XX si bien demostramos una gran capacidad para cubrir las necesidades de una población en constante y vertiginoso aumento, la mayor parte del mundo no supo hacerlo de manera ordenada, ni limpia y mucho menos apegada a valores ambientales ni socioculturales. Los asentamientos humanos han sido sinónimo de depredación ambiental para mala fortuna de sus habitantes.

La arquitectura sustentable ofrece solucionar un crecimiento que concuerde con nuestro bienestar y supervivencia.

Estamos viviendo una etapa de degradación ambiental que no concuerda con nuestros intereses como especie. Los problemas de salud humana asociados a la contaminación y el uso de productos tóxicos en la vida cotidiana son alarmantes y la extinción de especies animales y vegetales son un crimen que las generaciones futuras difícilmente nos perdonaran. Tal parece que nuestro instinto de enfrentamiento y lucha por la supervivencia que nos llevó de las cavernas a la actualidad con éxito, no es ya adecuado para nuestros propios intereses ya que nos está llevando a un suicidio colectivo al utilizar recursos preciosos como si fueran ilimitados y tratar al planeta entero como bote de basura; Hablar hoy en día del rio Ganges, del Indo, el Nilo, el Yangtzé, el Danubio o el rio bravo no evoca más imágenes de fuentes de vida y paisajes idílicos, más de la mitad de los ríos del planeta están altamente contaminados o secos debido a la sobreutilización, el vaciado de residuos industriales, los drenajes con aguas residuales domiciliarias, pesticidas y agroquímicos. En el Nilo, 30 de las 47 especies de peces comerciales se han extinguido y en México, con el 94% de los ríos, lagos y lagunas contaminadas, hay 25 millones de seres humanos con baja disponibilidad de agua y enfrentamos una crisis de escases del líquido que amenaza con generar serios problemas sociales futuros y la desaparición de nuestra biodiversidad. ¿Es esta la imagen donde quieres que vivan tus hijos y nietos?

Gran parte de estos problemas pueden ser evitados con planeación y los arquitectos ciertamente tenemos una gran responsabilidad para dotar a los espacios de instalaciones limpias, materiales no tóxicos y ambientes sanos, haciendo una contribución positiva al medio ambiente y a la sociedad donde la obra se emplaza.

nancy cocina 2
La arquitectura por su propia naturaleza, debe sustituir terreno natural en espacio habitable, al hacerlo debemos ocuparnos de la seguridad de los habitantes y de la energía, agua, caminos, drenaje y demás servicios asociados al asentamiento humano, además de cumplir con aspectos estéticos, de confort y socioculturales propios de cada región. Las soluciones ya están a nuestra disposición y seguramente la ciencia nos brindara en el futuro opciones aún más eficientes, ahora falta conciencia y una legislación acorde a nuestros intereses a largo plazo. Debemos escapar de esta pesadilla evolucionando en seres cuya inteligencia, conciencia, imaginación, voluntad y compasión nos lleve a un mundo sano y armonioso en el cual todos tengamos una responsabilidad compartida.

La sustentabilidad parece ir contra nuestro instinto primitivo de supervivencia inmediata, la mayoría de la población e incluso algunas autoridades encargadas de “gobernar”, optan por soluciones que nos llevan a depredar, contaminar y agotar los valiosos recursos que el planeta nos otorga; Los bajos recursos económicos no son los culpables de esta situación, más bien es la falta de conocimiento y educación, de conciencia, de perspectiva a largo plazo, de imaginación y en ocasiones de un exceso de avaricia.

Existe una percepción de que al tomar en cuenta al medio ambiente en la ecuación que nos llevara a la consecución de nuestra empresa, los costos asociados se incrementaran al grado de reducir notablemente las ganancias que es por lo que casi todo mundo trabaja. Los resultados de esta forma de pensar están a la vista y dentro de los pulmones, riñones, hígados y cerebros de todos nosotros. La OMS declara que la mortalidad por factores ambientales es de 17% en los países desarrollados y de 25% en las naciones en desarrollo o pobres, si bien el transporte es la causa mayor de este problema, la contaminación ambiental por la generación de la energía para nuestros hogares y las aguas residuales contaminadas también son un factor determinante.

El planeta empezara a quedarnos más y más chico conforme avance el siglo, los recursos empezaran a disminuir hasta agotarse, el agua llegara a ser algo muy valioso y el espacio habitable sano algo poco frecuente. No habrá donde tirar nuestra basura sin afectar al vecino y solo basta tomar una profunda bocanada de aire en medio de la ciudad para darse cuenta que tampoco habrá a donde fluyan los gases tóxicos que producimos por miles de toneladas al día, sin afectarnos directamente.
Es hora de entender que los recursos son limitados, el aire, el agua y la fertilidad de la tierra son vitales para nuestros intereses.

Piensa en todo aquello que la Naturaleza nos otorga y que estamos echando a perder:

  • Comida
  • Combustibles
  • Agua
  • Aire
  • Materiales
  • Energía

Y además:

  • Purifica el aire que te nutre
  • Filtra el agua
  • Descompone nuestra basura
  • Renueva la fertilidad del suelo
  • Controla plagas
  • Crea equilibrio y adaptación

¿Puedes imaginar una empresa humana que hiciera una fracción de esto?
¿Puedes concebir maquinaria o sistemas que trabajen con esos niveles de efectividad?
¿Tienes idea del costo económico que esto representaría? Seguramente la naturaleza contribuye a la economía mundial en cifras mucho mayores al producto nacional mundial que fue de 58,26 Trillón Dólares estadounidenses a precios corrientes en el 2009, una cifra difícil de imaginar.

nan 1
Todo esto lo tenemos gratis y lo tratamos como un bien despreciable, siendo que es la base de nuestra existencia sobre este planeta.

Cualquier sociedad desarrollada puede percatarse de que el bienestar material y el progreso en sí mismo no representa una medida de la felicidad ni del bienestar humano y mucho menos de su conservación, será necesario en el futuro próximo redefinir nuestro concepto de progreso y reinventar nuestros hábitats de manera que aseguremos un entorno limpio, balanceado y un sustento estable para nosotros y nuestra descendencia. Tal vez debemos sustituir la importancia de las cifras de crecimiento económico por cifras de salud y felicidad.

Parece una tarea inconmensurable, sin embargo el cambio se irá dando en la medida que cada uno de nosotros aporte hacia una meta común, desde el simple reciclaje del agua residual de tu hogar, el ahorro de energía y agua o la preferencia por materiales reciclables y sanos, hasta la planeación y correcta legislación que nos lleve a la aplicación de medidas generales que contribuyan a la estabilización del medio ambiente global y al desarrollo científico necesario para lograr una clara comprensión y una respuesta adecuada.
El cambio ya tomo forma, está permeando a la sociedad moderna que evoluciona de su estado primitivo. Pienso que en un futuro cercano lo que ahora llamamos sustentabilidad será una práctica común, sin embargo depende de que cada uno de nosotros sea responsable de sus acciones y pensamiento.

– See more at: http://www.arquitecturasustentable.com.mx/arquitectura-sustentable/arquitectura-sustentable-en-el-siglo-xxi#sthash.7pAIcYS2.dpuf[/fusion_text]

Contacto

¿Quieres iniciar un proyecto?



Deje su comentario

dieciocho − Trece =